by | 17 de Nov de 2023 | Blogs & Redes, Ortodoncia | 0 comments

¿La piezocisión acelera el cierre del espacio del primer molar? Un ECA.

¿Qué preguntaron?

Hicieron el estudio para responder la siguiente pregunta sobre el cierre del espacio del primer molar;

“¿Cuál es el efecto de la piezocisión sobre la tasa de protracción del segundo molar mandibular”?

¿Que hicieron?

Hicieron un ensayo controlado aleatorio. El PICO fue

Participantes:

Pacientes de ortodoncia de 20 a 27 años con maloclusión Clase I a quienes se les extrajo al menos un primer molar mandibular durante más de un año con un espacio de extracción residual de >6 mm.

Intervención:

Piezocisión mesial y distal al espacio de extracción. Hicieron esto inmediatamente antes de la protracción molar.

Control:

Protracción molar sin piezocisión.

Resultado:

El resultado primario fue la tasa de protracción molar. Los resultados secundarios fueron el nivel de interleucina en el líquido crevicular gingival y la duración del cierre del espacio.

Hicieron una asignación 1:1 preparada previamente que se ocultó al operador mediante sobres sellados.

Cuando inscribieron a un paciente con primeros molares ausentes bilateralmente, asignaron aleatoriamente la piezocisión al lado derecho o izquierdo. Esto introdujo un componente de boca dividida en la prueba. Para los pacientes a los que les faltaban primeros molares unilaterales, asignaron al paciente para control o intervención. La unidad de análisis para el estudio fue el diente.

Un operador trató a todos los pacientes. El cierre del espacio se realizó con alambres de acero inoxidable 019X025 aplicando una fuerza mesial desde un TAD con un resorte de Ni-Ti que aplica una fuerza de 150 g.

Revisaban a los pacientes cada mes y tomaban una impresión de alginato para hacer modelos de estudio. Estos moldes fueron escaneados. Luego midieron desde el punto de contacto mesial del segundo molar hasta un punto que representa la cabeza del mini tornillo construida en el plano oclusal inferior.

No mencionaron si el operador o la persona que registraba el movimiento de los dientes estaba cegado a la asignación del tratamiento.

Hicieron un cálculo del tamaño de la muestra basado en la cantidad de dientes necesarios para el análisis. Esto sugirió que necesitaban 16 molares por grupo.

¿Qué encontraron?

En el grupo de piezocisión, 21 molares recibieron la intervención y 18 estaban en el grupo de control.

Tanto el grupo de control como el de intervención incluyeron 13 dientes de pacientes con molares bilaterales y 9 dientes de aquellos con molares ausentes unilaterales. Excluyeron a 2 pacientes del grupo de intervención debido a una mala higiene bucal y al fallo del minitornillo.

La tasa media de cierre de espacios aumentó en los primeros dos meses para el grupo de piezocisión. Sin embargo, cuando informaron la velocidad de cierre del espacio desde el inicio del tratamiento hasta los 5 meses, fue de 4,53 (DE = 0,4) mm/mes para el grupo de piezocisión y de 3,32 (DE = 0,36) mm/mes para el grupo de control. El tamaño del efecto fue de 1,21 ± 0,4 mm/mes, con un IC del 95% de 0,12 a -0,54.

La duración del cierre del espacio fue de 9,61 meses para el grupo de piezocisión y de 10,87 meses para el control. Esta fue una diferencia de 1,2 meses (IC del 95%: -2,09 a -0,42). Estos intervalos de confianza son amplios y casi incluyen cero, esto significa que el nivel de incertidumbre es alto y cualquier diferencia podría ser pequeña.

Su conclusión general fue;

«Aunque la piezocisión duplicó la tasa de cierre de espacios durante los dos primeros meses después de la cirugía, la protracción general del primer molar aumentó sólo 1 mes».

Es importante destacar que señalaron que esta diferencia no justificaba el procedimiento invasivo.

¿Qué pensé?

En el pasado he sido crítico con estudios que informaron que las intervenciones tienen un efecto sobre la tasa de movimiento de los dientes. De hecho, me han acusado de parcialidad en estas publicaciones de blog. Voy a aplicar los mismos altos criterios para este estudio. Es importante destacar que, nuevamente, este fue un estudio que se habría mejorado si la revista hubiera utilizado el Directrices CONSORT.

Tengo las siguientes preocupaciones sobre este estudio.

En primer lugar, el estudio incluyó una mezcla de pacientes con primeros molares faltantes bilaterales y unilaterales. Sin embargo, la unidad de análisis fue el diente. Esto significa que el ensayo es una combinación de aleatorización de boca dividida y por paciente. No soy un experto en estadística, pero sospecho que puede haber problemas de agrupamiento en el análisis. Hubiera sido preferible realizar la asignación al azar por participante y la unidad de análisis fuera el paciente. El resultado primario sería la tasa de movimiento dental por paciente.

Si bien este puede ser un argumento académico, mi otra preocupación es el método de medición. Pensé que había varios problemas importantes. En primer lugar, el TADS podría haberse movido, ya que no es una estructura estable. En segundo lugar, la medición desde el punto de contacto mesial del segundo molar no tiene en cuenta la inclinación. Finalmente, no detallaron cómo midieron la duración del cierre del espacio. Además, el tiempo medio de cierre de espacios fue de 9 o 10 meses. Sin embargo, sólo midieron la tasa de cierre de espacios durante cinco meses.

Por último, no se mencionó el cegamiento de los operadores ni de la persona que realiza la medición. Esto pone al estudio en alto riesgo de sesgo.

Comentarios finales

Lamento señalar tantos problemas críticos con este ensayo. Este es un estudio que se habría beneficiado de una revisión más crítica y del cumplimiento de las pautas CONSORT por parte de la Revista. Esto habría mejorado el documento. ¿Debería aceptar los hallazgos? Esto depende de usted y de su interpretación del artículo, al que se puede acceder mediante el esquema de acceso abierto de Angle.

Traducido automáticamente
Publicación Original

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *