by | 30 de Abr de 2024 | Blogs & Redes, Ortodoncia | 0 comments

Sacudiendo el aire. Parte 1: Sana, no tengas miedo

Esta publicación abre una serie sobre el papel de la respiración en la etiología de la maloclusión y el posible papel del tratamiento de ortodoncia en la prevención de los trastornos respiratorios del sueño (TRS) en niños.

Este controvertido tema se ha vuelto a poner de moda hoy en día porque algunos ortodoncistas y dentistas generales están realizando tratamientos para “curar” la apnea del sueño. Sin embargo, tengo dudas sobre la justificación de estas acciones.

Los ortodoncistas tienen diferentes puntos de vista sobre este tema. Algunos creen que brindan cuidados vitales a los niños. Además, en su opinión, la nueva “enfermedad” puede ser curada por ortodoncistas o incluso por dentistas generales. Por supuesto, podemos llamar a esto charlatanería, y ya lo he discutido antes.

Los niños de los 70 notarán la referencia al álbum en el título de la publicación. Lado oscuro de la luna, cuya conexión es importante para el tema SDB. Quienes brindan tratamiento de ortodoncia para los TRS creen que están “cuidando” a los pacientes siguiendo un enfoque holístico, y aquellos que no tratan los TRS creen que están “cuidando” a los pacientes porque los protegen de tratamientos sin soporte. Entonces, dejando de lado mis pasiones musicales de adolescente, comenzaré mi reflexión definiendo qué es el trastorno respiratorio en los niños y cómo tratarlo. Involucré a mi colega, el profesor, en la redacción de esta publicación. Juan Bruceotorrinolaringólogo pediátrico del Royal Manchester Hospital for Children.

Trastornos de la respiración nocturna en niños.

Hemos seleccionado información de varios recursos. Resultó ser una especie de revisión sistemática. Aunque nuestra revisión sistemática incluyó, entre otras cosas, revisiones sistemáticas reales.

El trastorno respiratorio nocturno es un término general que describe la dificultad para respirar durante el sueño. La definición incluye afecciones que van desde los ronquidos hasta la apnea obstructiva del sueño (AOS), en la que las vías respiratorias están total o parcialmente bloqueadas. En la mayoría de los casos, el “bloqueo” es causado por hipertrofia adenoamigdalina. El estrechamiento de las vías respiratorias puede afectar la capacidad del sistema respiratorio para intercambiar oxígeno y dióxido de carbono de manera eficiente. La posterior disminución de la saturación de oxígeno en sangre y el aumento de los niveles de dióxido de carbono pueden provocar cambios en la frecuencia cardíaca, aumento de la presión arterial y alteraciones del sueño.

Es poco probable que los ronquidos normales tengan consecuencias patológicas, mientras que el ronquido nocturno severo puede tener consecuencias graves (por ejemplo, hipertensión pulmonar y cor pulmonale). Si se interrumpe el sueño de su hijo, puede volverse irritable y somnoliento y tener dificultades para concentrarse en la escuela, lo que provocará un bajo rendimiento. El TRS es una afección común que se observa en forma de ronquidos en el 8-27% de los niños y en forma de apnea obstructiva en el 1-5%.

¿Cómo se diagnostica el trastorno respiratorio nocturno?

El TRS se diagnostica principalmente clínicamente y se basa en antecedentes de ronquidos y pérdida de sueño. Hay dos métodos de evaluación principales utilizados en la práctica clínica: oxometría nocturna y polisomnografía (PSG). Ambos métodos tienen limitaciones, en parte porque no contamos con normas o parámetros absolutos que describan el sueño «perturbado». El PSG no se realiza en todos los hospitales. Se debe dar prioridad a la PSG en niños con múltiples enfermedades, pacientes en quienes el diagnóstico es difícil y pacientes cuyo tratamiento inicial ha fracasado. Desafortunadamente, la correlación entre la evaluación clínica, la calidad de vida y los resultados de la polisomnografía no está clara. Es muy probable que una oxometría nocturna «positiva» indique apnea, pero los resultados «negativos» no siempre significan su ausencia.

Como resultado, el diagnóstico actual de TRS se basa en la historia médica y la evaluación clínica, con el posible uso adicional de oxometría y polisomnografía.

El diagnóstico de TRS debe realizarlo un otorrinolaringólogo o un pediatra. Creo que el diagnóstico de TRS está más allá del alcance del ortodoncista/dentista general.

¿Cómo tratar la mala respiración nocturna?

La causa más común de TRS, caracterizado por el estrechamiento de las vías respiratorias, es la hipertrofia de las amígdalas y las adenoides. Como resultado, eliminarlos resuelve el problema. Otras opciones de tratamiento incluyen cambios en el estilo de vida para reducir el peso de los niños obesos.

revisión sistemática Cochraneevaluaron los pros y los contras de la amigdalectomía con y sin adenectomía en comparación con el tratamiento no quirúrgico. Los autores incluyeron estudios con los siguientes datos:

Participantes: Niños de 2 a 16 años con TRS obstructivo

Intervención: Adenoamigdalectomía

Grupo de comparación:Tratamientos no quirúrgicos, como cambios en el estilo de vida, medicamentos o ventilación con presión positiva constante en las vías respiratorias (CPAP).

Tema de estudio:La calidad de vida

Esta fue una revisión sistemática buena y bien realizada. Los autores concluyeron:

La evidencia de confiabilidad moderada sugiere que en niños por lo demás sanos (5 a 9 años) que PSGreveló apnea del sueño de leve a moderada, la calidad de vida mejora después de la amigdalectomía”.

Los autores también enfatizaron que los datos de PSG de casi la mitad de los niños tratados con métodos no quirúrgicos volvieron a la normalidad 7 meses después del inicio del estudio. Por tanto, la afección puede normalizarse con el tiempo. Volveré sobre esto cuando analice el tratamiento.

Es importante destacar que los resultados de esta revisión sistemática son consistentes con otros análisisque sirvió de base para las recomendaciones Academia Estadounidense de Pediatras. Las recomendaciones son:

“Si un niño tiene SDBla evaluación clínica confirma la hipertrofia adenoamigdalina y no existen contraindicaciones para la cirugía, entonces el especialista debe recomendar la adenoamigdalectomía como tratamiento prioritario”.

La moraleja de este post es:

  • Los trastornos respiratorios nocturnos en los niños van desde ronquidos hasta apnea obstructiva del sueño.
  • Esto puede ser un problema grave para algunos.
  • Los TRS deben ser diagnosticados por un otorrinolaringólogo o un pediatra, no solo por un dentista
  • La causa más común de TRS, caracterizado por el estrechamiento de las vías respiratorias, es la hipertrofia de las amígdalas y las adenoides. Como resultado, eliminarlos resuelve el problema en la mayoría de los casos.

Esperamos que la publicación proporcione información inicial útil sobre la apnea del sueño. Sin embargo, ¿tiene la ortodoncia algún papel en el tratamiento de los TRS? Discutiré esto en publicaciones futuras en las que revise la evidencia del efecto de los SDB en el crecimiento craneofacial.

Traducido automáticamente
Publicación Original

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *