by | 10 de Sep de 2023 | Blogs & Redes, Ortodoncia | 0 comments

¿Es efectivo el tratamiento temprano con activador del arnés para problemas de Clase II?

¿Qué preguntaron?

Hicieron el estudio para conocer esta información:

«¿El tratamiento temprano con activador del arnés influye en la sobremordida y la sobremordida, mejora la calidad de vida de la salud bucal, aumenta el cierre de los labios y reduce la incidencia de traumatismos incisales?».

Pensé que estos objetivos eran simples y directos. También me hizo querer leer el artículo porque no era simplemente otro estudio cefalométrico (¡o eso pensaba!).

¿Que hicieron?

Hicieron un ensayo controlado aleatorio con una asignación de tratamiento 1:1. El PICO fue

Participantes: Niños de 8 a 10 años con resaltes superiores a 6 mm y relaciones molares de Clase II.

Intervención: Tratamiento temprano con un aparato activador de arnés. El médico pidió a los participantes que lo usaran durante 10 a 12 horas al día. Un ortodoncista especialista atendió a todos los participantes.

Control: Sin tratamiento

Resultados: Overjet, overbite, Salud Bucal Calidad de vida medida con el CPQ 8-10/11-14. Incidencia de traumatismos y cierre labial.

Recolectaron los datos al inicio del tratamiento y aproximadamente dos años después para ambos grupos.

Utilizaron una aleatorización preparada previamente que ocultaron en sobres cerrados. El estudio tuvo un diseño por intención de tratar. Como resultado, analizaron los datos de cada paciente, independientemente del resultado o de la finalización del tratamiento.

Es importante destacar que hicieron un cálculo del tamaño de la muestra que sugirió que necesitaban 21 pacientes en cada grupo.

El ortodoncista utilizó un protocolo de aparatología estándar. Revisaron a los pacientes cada ocho semanas. Cuando el operador logró los objetivos del tratamiento, le pidió al paciente que usara el aparato solo por la noche durante seis meses.

Evaluaron los resultados a ciegas.

¿Qué encontraron?

Sesenta pacientes comenzaron el ensayo. El tiempo medio de tratamiento fue de 1,1 años. Curiosamente, en el grupo de tratamiento, el 27% de los participantes interrumpieron su tratamiento.

Pensé que los siguientes datos eran críticos.

Estos son los datos al final del periodo de tratamiento/observación (medias y 95% Cis)

Activador de cascoControl no tratadopag
Cambio de DO-3,5 (-4,6-2,5)0,1 (-0,3-0,5)0.001
Cambio de OB-0,3 (-0,7-0,2)0,7 (0,3-1,2)0.002
Cambio de CPQ-1,6 (-4,3-1,0)-0,5 (-3,2-4,0)0,97

Cuando observaron el trauma, descubrieron que 11 de los participantes ya habían experimentado un trauma en sus incisivos. Al final del estudio, 4 en el grupo de control y 1 en el grupo de tratamiento habían experimentado un trauma. Esta diferencia no fue clínica ni estadísticamente significativa.

En términos de cobertura de labios, al final del ensayo, el 27% del grupo de tratamiento y el 37% del grupo de control tenían una cobertura de labios reducida. Esta diferencia no fue estadísticamente significativa.

También colaron una mesa de medición cefalométrica. Ninguna de estas mediciones fue interesante, clínica y estadísticamente significativa. Esto significa que los cambios de tratamiento fueron en su mayoría dentoalveolares. ¡No crecieron mandíbulas ni se retrajo ningún maxilar!

Concluyeron;

“El tratamiento temprano con un activador del arnés logra reducir el resalte y la sobremordida. No se detectaron otros efectos”.

¿Qué pensé?

Pensé que se trataba de un estudio interesante y clínicamente relevante. El equipo utilizó métodos muy similares a los estudios clásicos de Clase II que se publicaron en la década de 1990. En este sentido, fue interesante ver que sus conclusiones eran muy similares. Todos estos estudios concluyeron que el tratamiento temprano podría reducir los resaltes y ningún otro efecto del tratamiento fue marcado.

Si bien estos hallazgos fueron similar a los otros estudios, debemos recordar que los estudios anteriores siguieron a los pacientes hasta el final de todo el tratamiento (final de la Fase II). Espero que este equipo pueda hacer lo mismo. Los resultados podrían ser muy interesantes.

El estudio estuvo bien realizado y siguió una metodología ECA estándar. Fue bueno verlo.

Resultados del trauma

Pensé que los resultados del trauma eran interesantes. Nuevamente, cuando los primeros estudios informaron sobre el trauma, no encontraron ningún efecto del tratamiento para reducir el trauma. Este efecto sólo se hizo evidente cuando los ensayos se incluyeron en una revisión sistemática. Estoy seguro de que cuando finalice la próxima versión de la revisión Cochrane, se agregarán estos datos.

Su hallazgo de que la mayor parte del trauma había ocurrido antes de que comenzara el tratamiento coincidió con los otros ensayos. Este hallazgo nos hace preguntarnos si deberíamos comenzar el tratamiento antes para evitar el trauma. Sin embargo, ¿esto aumentará la carga de la atención y puede que no valga la pena considerarlo?

Finalmente, creo que este fue un gran estudio y aumentará nuestro conocimiento que refuerza el hecho de que el tratamiento temprano para la maloclusión de Clase II rara vez está indicado.

Traducido automáticamente
Publicación Original

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *